Saltar al contenido

Los accidentes que podriamos remediar

Ya estamos en Navidad, unas fechas en las que a todos nos gusta estar con nuestros seres queridos, fechas en las que no nos importa viajar para poder cenar con nuestra familia en los días más señalados de estas fiestas. Hemos podido ser testigos en la televisión de la gente que llegaba a los aeropuertos, momentos emotivos de reencuentros en los que se escapa alguna que otra lagrima solo con mirarlos. Y es que son muchas las personas que han viajado ya, pero otras por trabajo o esperar a que los niños terminen el cole no les queda más remedio que esperar hasta última hora, que ocurre que es cuando más tráfico podemos encontrar en las carreteras, es cuando más ganas tenemos de llegar para abrazarlos, estar calentitos y probar ese asado de mamá que tanto nos gustan a todos, y claro salimos tarde y queremos llegar cuanto antes, saltándonos señales, radares y muchas zonas en las que debemos ir a una velocidad prudente, no nos damos cuenta que las señales no están por adornar la carretera sino por avisarnos de algún peligro como una curva peligrosa, una zona en la que con hielo hay que reforzar la precaución y evitar con ello un fuerte accidente que estropeará por completo nuestras felices Navidades.

Y es que es justo en estas fiestas cuando más siniestros de vehiculos es cuando más nos encontramos con vehículos que ya no sirven para nada, golpes tan fuertes contra otro coche o la mediana que hacen que el coche vaya directamente al desguace, momentos en los que en vez de estar pensando en lo rico que estará ese tipo de postre que solo se  toma en Navidad, se debe buscar como dar baja coche madrid y poder deshacerse de un coche que por desgracia ya no vale para nada. Por eso lejos de querer hacer una campaña en contra de los accidentes lo que sí cabe decir es que podemos evitar muchos de los accidentes que suceden en nuestras carreteras ya no solo en Navidad sino el resto del año, tan solo se debe ser consecuente con lo que se hace y si no podemos salir antes con cualquier circunstancia seguro que a nuestra familia no les importará esperar para la cena que no cenar porque no vamos a llegar. Es solo una cuestión de cabeza y de saber muy bien lo que de verdad queremos para Navidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies